Corte puro y limpio sin reborde en la boca del artículo.
Una característica que permite apreciar mejor las cualidades de cualquier vino o combinado.

Sin ningún reborde en el remate de la boca del artículo.
Termina en arista biselada no cortante.